Según informa Bloomberg, la surcoreana Samsung se encontraría trabajando en un smartphone con una pantalla de tres lados que envolvería los bordes del equipo, permitiéndole a los usuarios revisar sus notificaciones desde cualquier ángulo y ya no colocando el dispositivo en una sola dirección.