Ya está con nosotros Opera 11.50, y al igual que sus competidores ha recibido un buen lavado de cara, logrado gracias al proyecto Featherweight, que busca conseguir una interfaz más minimalista, y además, como ya nos tiene acostumbrado, su velocidad de ejecución es impresionante.