Ayer por la noche nos tomó por sorpresa el anuncio de Google sobre el cierre de uno de los servicios más populares entre los usuarios de los feeds RSS, Google Reader, y es que desde hace mucho tiempo Google hizo poco o nada por mejorar el servicio, así que para ellos, cerrarlo era más que inminente.