Cuando Windows 8 salió al mercado con su nueva interfaz conocida como Metro, varias de las conocidas empresas de software prepararon versiones de sus aplicaciones para dicha interfaz. Mozilla no fue la excepción y comenzó a cocinar una versión Firefox especial para Windows 8, hasta hoy, que anunciaron la cancelación del proyecto (al menos por ahora).