LG no ha tardado mucho en responder a Samsung y su Galaxy Round, y es que ellos tampoco piensan quedarse atrás y presentan el LG G Flex, un teléfono con pantalla curva de 6 pulgadas.