En su afán por plantarle cara a Twitter y Facebook, Google lanzó en febrero del 2010 un servicio llamado Google Buzz, el cual estaba integrado con Gmail, pero luego casi 2 años en la red, el servicio ha fracasado y en Mountain View no han tenido otro remedio que anunciar su cierre definitivo.