Hoy en día, es muy común encontrar códigos QR casi en cualquier lado, ya sea en sitios web o en cualquier lugar público (tiendas, bares, restaurantes, etc.), y cualquiera que tenga un smartphone podrá acceder fácilmente a su contenido.