Era domingo 14 de julio del 2014, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro se había disputado la final del mundial Brasil 2014 con triunfo de Alemania por 1 a 0 -en la prórroga- contra la Argentina de Lionel Messi. Por un lado, llanto y alegría de los alemanes por el título obtenido y por el lado argentino, llanto, bronca y decepción por la derrota.

La mayoría de miradas apuntaban hacia un solo hombre, Lionel Messi, el astro argentino llamado a ser la gran figura del mundial poco o nada pudo hacer evitar la derrota de su equipo. Ya en la ceremonia de premiación, el fotógrafo chino Bao Tailiang tomó una fotografía de Messi pasando cerca del trofeo ganado por los alemanes, hoy, dicha foto ha ganado un premio internacional otorgado por World Press Photo en la categoría deportes.

La imagen habla por si misma.