Desde que Instagram salió a la luz, se popularizó rápidamente entre los usuarios aficionados a la fotografía, ya que permite aplicar distintos filtros en las fotos para darles un toque más llamativo y por qué no, profesional, aunque muchos usuarios que suben sus fotos a dicha red social aseguran que sus fotos no necesitaron de ningún filtro.

Los usuarios de Instagram comunmente usan el hashtag #NoFilter para indicar que las fotos que suben a dicha red social no necesitaron filtros, pero un estudio reveló que el 11% de las fotos subidas y que usan el mencionado hashtag en realidad sí usaron filtros, convirtiéndose así en la mentira más usada de la popular red social.

Los datos fueron revelados por Spredfast, una empresa especializada en marketing en medios sociales y socios de Facebook (propietarios de Instagram), para ello utilizaron la información de la API pública de la red social, que incluyen los datos de los filtros utilizados.

Para el estudio se reunieron un total de 100 mil imágenes con el mencionado hashtag, dando como resultando que el 11% de las imágenes con el hashtag #NoFilter en realidad sí lo tenían. De ese 11%, el 15% usaba el filtro Amaro (ue ilumina el centro de la imagen), otros filtros usados fueron Valencia (12%) y XPro II (10%).

Fuente: Mashable