Cuando Windows 8 salió al mercado con su nueva interfaz conocida como Metro, varias de las conocidas empresas de software prepararon versiones de sus aplicaciones para dicha interfaz. Mozilla no fue la excepción y comenzó a cocinar una versión Firefox especial para Windows 8, hasta hoy, que anunciaron la cancelación del proyecto (al menos por ahora).

Según Mozilla, una de las principales razones para esta decisión es el bajo número de usuarios de esta versión en comparación con la versión beta de escritorio, y que no más de 1000 usuarios utilizan la versión Metro de Firefox de forma activa todos los días.

Lo más probable es que la razón principal para que se haya decidido esto es que no hay muchos casos de uso donde los usuarios puedan escoger si utilizar la versión Metro o la de escritorio que todos conocemos. Si tenemos en cuenta, la versión Metro no tiene todas las características de la versión de escritorio, entonces es justo decir por qué la mayoría de usuarios prefieren seguir usando esta última.