Microsoft ha anunciado hoy que su presidente ejecutivo, Steve Ballmer, ha decidido retirarse como CEO en los próximos 12 meses, y mientras se realiza el proceso para elegir a su sucesor, Ballmer continuará al mando del gigante de Redmond, guiándola en sus siguientes pasos para transformarla en una compañía de dispositivos y servicios que facilite a las personas realizar sus trabajos.

"Nunca hay un momento perfecto para este tipo de transición, pero ahora es el momento adecuado", dijo Ballmer. "Nos hemos embarcado en una nueva estrategia con una nueva organización y un increíble equipo directivo. Necesitamos a un consejero delegado que permanezca aquí durante un periodo más largo para esta nueva dirección".

El Consejo de Administración ha nombrado una comisión especial para dirigir el proceso. Este comité está presidido por John Thompson, director independiente de la junta, e incluye a Bill Gates, también al Presidente del Comité de Auditoría Chuck Noski y al Presidente del Comité de Compensación Steve Luczo. El comité especial está trabajando con Heidrick & Struggles International Inc., una firma líder de reclutamiento ejecutivo, y tendrá en cuenta tanto a candidatos externos e internos.

"La junta está comprometida con la transformación efectiva de Microsoft en una exitosa compañía de dispositivos y servicios", dijo Thompson. "Como continuación de esta labor, nos centramos en la selección de un nuevo director general para trabajar con el equipo de alta dirección de la empresa para trazar el curso de la compañía y ejecutar en ella en una industria altamente competitiva", añadió.

Por su parte, Bill Gates dijo que "como miembro del comité de planificación de la sucesión, voy a trabajar en estrecha colaboración con los demás miembros de la junta para identificar a un nuevo gran CEO. Tenemos la suerte de tener a Steve en su papel hasta que el nuevo Director General asuma sus funciones", finalizó.

Cabe recordar que Ballmer empezó a trabajar en Microsoft en 1980. Aunque es fundador de la empresa, fue el empleado número 30 de la compañía, y fue de hecho el primer gestor de negocio de Microsoft. Obtuvo el 8% del capital en la salida a Bolsa, gracias a lo cual ha estado en las listas de las personas más ricas del mundo durante los últimos años. Por ejemplo, en la última lista de Forbes, Ballmer aparecía el número 19 con una fortuna de US$15,200 millones de dólares.

Fuente: Microsoft News Center