Pero no se emocionen, que ha diferencia del personaje John Hammond (Richard Attenborough) de la película "Jurassic Park", el multimillonario australiano Clive Palmer no usará la ingeniería genética para traer de regreso a los dinosaurios (cosa que es imposible), sino que utilizará robots a escala real.

Según informa la web IO9, el magnate australiano planea construir dos parques (en Autralia y China) y contarán con 117 reproducciones de dinosaurios a tamaño real, incluyendo un braquiosaurio de más de una tonelada y un brontosaurio de 22 metros de largo.

No es novedad que Palmer haga noticia por este tipo de cosas. Hace un año inició un proyecto para construir una réplica del Titanic, cuyo viaje inaugural, previsto para 2016, realizará la misma ruta que su antecesor.