En su afán por plantarle cara a Twitter y Facebook, Google lanzó en febrero del 2010 un servicio llamado Google Buzz, el cual estaba integrado con Gmail, pero luego casi 2 años en la red, el servicio ha fracasado y en Mountain View no han tenido otro remedio que anunciar su cierre definitivo.

El cierre de Google Buzz (y su API) se hace para centrarse en Google+, la nueva apuesta de Google para entrar en el mundo de las redes sociales, con el cual ya está próximo a alcanzar los 100 millones de usuarios.

Brad Horowitz, vicepresidente de productos de Google, ha dicho que "Los usuarios ya no podrán postear en Buzz, pero podrán ver su contenido agregado en su perfil de Google, el cual podrán descargar usando la herramienta Google Takeout".

Vía: Mashable