Si ahora les pregunto por Roman Abramovich, serán pocos los que sepan quién es este personaje, pero si les dicen que es el dueño del equipo de fútbol Chelsea de Inglaterra ya sabrán a quién me refiero, sí, el multimillonario ruso que posee lo que para muchos es el yate más grande, lujoso y seguro del mundo.

El yate, de nombre Eclipse, posee todo el lujo que una embarcación de un multimillonario caprichoso requiere, dos helipuertos, un mini-submarino de color amarillo para que Román se dé un paseíto por las profundidades del mar, salas de cine, albercas, etc.

Pero la cosa no queda ahí, y es que ante tanto lujo de barco, el ruso ha mandado instalar en todo el monstruo marino un sistema para evitar que la gente le tome fotos, se trata de un sistema de lásers que barren los alrededores y al detectar un sensor CCD, que usan la mayoría de las cámaras digitales, cuando dicho sistema detecta estos sensores, dispara un rayo de luz a la cámara para echar a perder cualquier intento de fotografía.

En Inglaterra que es donde está atracado el yate, actualmente se debate la legalidad de destruir fotografías remotamente además de que se estudian las implicaciones médicas que podrían afectar al fotógrafo al recibir un haz de luz láser a sus ojos.

Caprichos del ruso, así que si de casualidad algún día te topas con este barquito no se te ocurra tomarle una foto.

Fuente: Fayerwayer