Desde hace unos meses atras, la web Rapidshare, que tiene sus servidores en Alemania, venía en una batalla legal con la organización GEMA, que dice ser representante legal de más de 60 compositores en todo el mundo, y que la acusa de alojado 5000 canciones con derechos de autor.

El juicio llegó a su fin, y Rapidshare perdió, ahora tendrá que pagar una enorme multa de $34 millones de dólares (€24 millones de euros), además de verse obligado a mejorar el filtro de los contenidos con copyright.

El CEO de GEMA dijo que \"la decisión de la corte es un hito en la lucha de GEMA contra la utilización de música ilegal en internet. Confiamos en que si se sigue este camino se reducirá el uso ilegal del repertorio de GEMA negligentemente en la red\".

Por su parte, el COO de Rapidshare en Suiza, Bobby Chang, comentó que, como ya pasó en otros casos la disparidad entre cortes en este tipo de asuntos es demasiado grande, de modo que si se hubiera otros jueces hubieran tomado el caso, seguramente Rapidshare hubiera tenido mejor suerte.

Fuente: ALT1040