Aunque aún queda poco menos de 1 año para su lanzamiento oficial, las empresas (de momento) no se quieren arriesgar a migrar sus computadoras a Windows 7, según una encuesta realizada por Dimensional Research a 1100 encargados de los departamentos TI de diversas empresas.

El 83% de los encuestados dijo no estar dispuesto a migrar de Windows XP a Windows 7 durante el 2010, y esperar al 2011 para recién hacer la migración por temor a incompatibilidad de software y el costo que les supone esta \"mudanza\".

Los resultados de la encuesta fueron los siguientes:

• El 42% de los encuestados planean actualizar a Windows 7 entre los 12 y los 24 meses después de que se presente.
• Otro 24% alargan ese periodo entre los 24 y los 36 meses.
• Finalmente un 17% esperará a que pasen 36 meses para instalar en los equipos Windows 7.

Con este resultado me imagino que Microsoft se verá nuevamente obligado a extender la vida de Windows XP unos meses más, ya que este es mucho más utilizado en las empresas que Windows Vista, además de la extensa utilización de XP en las netbooks.

Fuente: ALT1040