Como es sabido, a muchos usuarios que compran una nueva computadora el sistema operativo instalado por defecto es Windows Vista, pero no a muchos les gusta este SO de Microsoft y prefieren desinstalarlo para usar Windows XP que en realidad está mucho mejor que el Vista.

Pues bien, un representante de Microsoft confirmó que extendieron el plazo de la "desactualización" hasta el 31 de julio del 2009, para asegurarse que los clientes que actualicen a Windows Vista sientan "una transición segura y que sea lo más sencilla posible".

Creo que este aplazamiento trae consigo el posible lanzamiento para el próximo año de Windows 7, sólo queda esperar.

Fuente: Engadget