Toshiba ha anunciado, pese al desmentido de ayer, que abandona el negocio del HD-DVD. La compañía abandona la fabricación de estos dispositivos, pero ha confirmado que va a seguir dando servicio post-venta a los consumidores.

De esta manera, el Blu-ray, de Sony, se perfila como el formato de vídeo de alta definición del mercado y sucesor de facto del DVD. La consola PlayStation 3 da soporte al formato de vídeo Blu-ray de serie, mientras que para Xbox 360 se puede adquirir de manera independiente un lector HD-DVD.

La compañía japonesa va a reducir su fabricación de manera gradual en un movimiento que, según Atsutoshi Nishida, presidente de Toshiba, ayudará al mercado a progresar.

Este cese del HD-DVD afectará a reproductores de vídeo y lectores y grabadores para PC y como es lógico a aquellos usuarios que ya se habían hecho con un reproductor o grabador de HD DVD.