Bill Gates presentó recientemente en Beijing sus planes orientados a dar a los países pobres una nueva oportunidad de ingresar a la era digital. El gigante informático también busca asegurar su propia posición en un importante mercado.

Tecnología para todos
Los gobiernos de varios países en desarrollo han optado por migrar hacia el sistema operativo de código abierto Linux debido, entre otras cosas, a los altos gastos que representa la implantación de los productos de Microsoft. En general, dichos países se interesan mayoritariamente por la tecnología, pero tienen presupuestos bastante estrechos.

Anteriormente, Microsoft ha hecho buenas ofertas a Malasia y Tailandia, con precios que han llegado a los 20 dólares por producto. El nuevo proyecto ha sido denominado "Microsoft Unlimited Potencial", y apuesta decididamente por una estrategia de buenas ofertas y bajos precios para países en desarrollo.

También a nivel doméstico
Microsoft también desea apoyar a gente de bajos recursos en Estados Unidos. Así, las familias con ingresos inferiores a los 15.000 dólares anuales podrán comprar productos rebajados de Microsoft. El 15% de la población estadounidense vive con ese nivel de ingresos.

Distribución
Corresponderá a las autoridades de los respectivos países distribuir los sistemas y software a quienes los necesiten. En algunos casos, el precio de Windows llega a los 3 dólares la unidad.

Presiones de Linux
Consultado por NYTimes, Orlando Ayala de Microsoft admitió que las presiones que Linux representa llevan a Microsoft a revisar su estrategia. La compañía también busca fidelizar a los clientes del futuro, indicó Ayala.

Fuente: DiarioTi.com