Continúo llevándome más sorpresas el día de hoy, la novedad ahora es que el día de ayer Microsoft presentó Silverlight (vía Error500.NET). De hecho está siendo un día de anuncios la mar de interesantes, Adobe ha presentado Adobe Media Player que vendrá a hacerle la competencia a -entre otros- Windows Media Player, mientras Microsoft ha bautizado a su propuesta para competir con Flash en la animación y el vídeo en la web. Silverlight es un plug-in multinavegador y multiplataforma (aunque siguen dejando fuera a Linux, sólo Windows y Mac).

La batalla entre Adobe y Microsoft se plantea en dos niveles. Por un lado, está la supremacía en el escritorio y las nuevas aplicaciones RIA, con Apollo como caballo de Troya de la compañía de Flash y el PDF; por otro tenemos un nuevo frente como solución tecnológica al vídeo por internet. Si en el primero todo hace pensar que Microsoft juega en casa (aunque ojo a Adobe que tiene al Acrobat Reader como un medio de distribución muy potente), en el segundo la balanza se inclina en lado opuesto: casi todo el mundo tiene instalado su plug-in Flash y va camino de convertirse en el estándar de facto a la hora de hacer streaming de vídeo. Silverlight parte con años de retraso, aunque viene con un arma bajo del brazo muy del gusto de los productores de contenidos: DRM soportado de modo nativo. Además otras ventajas competitivas (no en vano lo han sacado años después) son que Silverlight se basa en XAML y acaba siendo un fichero XML, mucho más fácilmente indexable para un buscador que un "flash".

Quedan dos temas en el tintero. Uno es SVG, el estándar abierto alternativo a Flash y que con la compra de Macromedia perdió uno de sus principales apoyos, como era Adobe. Otro es el papel de Google como árbrito en este partido. Youtube sigue funcionando en Flash y no lo veo pasándose a Silverlight, pero habrá que ver si el buscador ve en el escritorio un terreno propicio para establecerse más allá de Google Desktop y sus gadgets.