"Brute Force" es un programa sencillo e implacable. El PC comienza a procesar largas secuencias numéricas hasta “adivinar" claves de activación de Windows Vista.

En caso de confirmarse la información, referida inicialmente por el sitio KezNews, Microsoft estaría enfrentando un grave problema. En efecto, los piratas no sólo estarían activando Vista ilegalmente, sino también los códigos generados podrían corresponder a clientes legítimos que han pagado por el mismo. Así, el cliente podría recibir una notificación destinada a usuarios ilegales, ya que estaría digitando una clave ya usada.

Es difícil suponer qué medidas puede adoptar Microsoft ante esta situación. Windows Vista ha sido producido en millones de ejemplares, y si la información sobre Brute Force es fidedigna, entonces el problema podría ser mayúsculo.

Tres claves en cinco horas
Un usuario del programa relató a KezNews que solo necesitó cinco horas para obtener tres claves plenamente funcionales para la activación de Windows Vista.